San Mateo

Lo siento, hicimos lo que pudimos. Está muerto. Las palabras que retumbaron en el ambiente desde días atrás por fin se hicieron realidad. De nada sirvió la claridad de los últimos días, ni las todavía cálidas lágrimas que pronto se tornarán gélidas y grises. Los anhelos de muchos fueron meras caricias incapaces de desviar el imperturbable destino. Alguno piensan que era muy joven para partir tan pronto, otros se alegran por lo que venga después, pero muy pocos logran que la nítida luz de estos últimos días de septiembre les empape el rostro como un fin en si mismo. Qué envidia dan los afortunados, incluso si significa que el verano ha terminado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s