Tufillo a Iribarren

Leer un libro de poesía es como atragantarse con una serie de golpe, como beber compulsivamente o fumar sin tregua. Cuando el final del anterior sucede después del comienzo del posterior, y todo termina por fracturarse por fatiga, tal y como nos enseñaron. Porque para que la cordura perdure, cada día debe empezar y terminar […]

Leer más Tufillo a Iribarren

Hilos

Como hilos manchados pudo quedar la unión, pero no como hilos de Machado: “Ay, lo que la muerte ha roto era un hilo entre los dos!”.

Leer más Hilos

San Mateo

Lo siento, hicimos lo que pudimos. Está muerto. Las palabras que retumbaron en el ambiente desde días atrás por fin se hicieron realidad. De nada sirvió la claridad de los últimos días, ni las todavía cálidas lágrimas que pronto se tornarán gélidas y grises. Los anhelos de muchos fueron meras caricias incapaces de desviar el […]

Leer más San Mateo

18 de Mayo de 1980

No sé si os pasa, pero nunca logro evitar que los restos de ceniza manchen la madera del comedor. Se va amontonando junto con el polvo decantado de los últimos meses. Demasiados cigarrillos, demasiada pereza que empapa demasiado hondo. Mientras que a través del humo intuyo una cuerda colgada del techo, entre el retorcido laberinto […]

Leer más 18 de Mayo de 1980

Semáforos

En ese instante, los dos supimos que jamás volveríamos a vernos. Las miradas paralelas se difuminan, las conversaciones sin palabras se apagan, el roce con cristales de por medio desaparece. Así de caprichosos son los semáforos. Cuando la luz cambia de de color todo termina.

Leer más Semáforos