Semáforos

En ese instante, todos supimos que jamás volveríamos a vernos. Las miradas paralelas se difuminan, las conversaciones sin palabras se apagan, el roce con cristales de por medio desaparece. Así de caprichosos son los semáforos. Cuando la luz cambia de de color todo termina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s